Una evaluación de la forma de pisar de un niño y un diagnóstico precoz serán primordiales para evitar complicaciones en la edad adulta. Pies planos, pies cavos, desviación de las punteras al caminar hacia dentro o hacia fuera, genu valgo o varo… son algunas de las patologías que podemos corregir en el niño.

podologia infantil

La edad apropiada para realizar esta primera valoración está entre los 3-5 años de edad, salvo que al niño se le observe algún problema previamente (caídas contínuas, meter las punteras de los pies hacia dentro, caminar de puntillas…)

Con esto estamos asegurando un mejor desarrollo psicomotor, ayudando también al niño a practicar cualquier tipo de deporte en mejores condiciones.